Skip to content
VÍDEOS PORNOGRAFÍA XXX

Me pongo como una gata en celo cuando comienzo a ovular

Hay algunos días al mes que me encuentro bastante caliente, sobre todo cuando estoy ovulando o cuando llevo un tiempo sin follar, eso provoca en mi una sensación de impotencia y frustración que si mi marido no pone remedio termina volviéndose una locura con enfados y discusiones que rompen poco a poco la relación. Pero todo se va en cuanto llega mi marido y me ve como una gata en celo, tocándome en la cama esperando a recibir su dosis de polla, algo que me vuelve loca y que sin duda sabe cubrir rápidamente, a veces obsequiándome con una breve sesión de sexo anal.