Skip to content
VÍDEOS PORNOGRAFÍA XXX

Un masaje sensual se convierte en un masaje bestial


Cuando las mujeres me preguntan porqué me saqué el título de masajista profesional les digo que vengan a mi consulta y lo descubran pues no se sentirán defraudadas.

Tan sólo hago masajes si se desnudan completamente, pero para que no se alarmen les coloco una toalla encima. Tras un rato masajeándo las piernas entro de lleno a la acción deslizando mis dedos hacia su coño mojado. Normalmente se dejan hacer y es ahí cuando empieza lo bueno, una buena masturbación a lo bestia en la que no pueden evitar terminar poniéndose encima mío y follar salvajemente hasta corrernos juntos.